Tres filmes que serán un éxito antes de fin de año

En Libros que traspasan al papel hoy te contamos de películas que estrenarán en los próximos meses de la mano de elencos estelares. Hablamos de “Cry macho”, con Clint Eastwood basada en la novela de Richard Nash, “Dune”, adaptando el clásico de Frank Herbert y “La casa Gucci” llevando al cine la investigación de la periodista Sara Gay Forden.

Tardaron en aparecer en cartelera, pero lo cierto es que ya tienen fecha de estreno y es una alegría saber que  se podrán ver antes de fin de año.

Hablamos de tres filmes de aplaudidos directores y elencos estelares, que están basados en libros que dieron que hablar en su momento de publicación, y que ahora buscan deslumbrar el público desde la pantalla grande.

“Cry macho”, dirigida y protagonizada por Clint Eastwood, “Dune”, con la actuación personalísima de Timothée Chalamet y “La casa Gucci”, de Riddley Scott con Adam Driver, Lady Gaga, Al Pacino, Jared Leto y Jemery Irons.

Cry macho

La primera en estrenar es “Cry Macho”, el 16 de septiembre,  dirigida y protagonizada por el nonagenario Clint Eastwood (cumplió 91 años en mayo), basada en la novela homónima de escritora norteamericano  N. Richard Nash y publicada en 1976.

La historia cuenta sobre Mike, un excelente domador de caballos en el sur de Estados Unidos, que tuvo un pasado de gloria en los rodeo texanos, y que atraviesa en su vejez una gran depresión luego de que su divorcio, un accidente y el inevitable paso del tiempo le mostraran el costado menos luminoso de su vida. Ya sin mucho que perder, Mike acepta el encargo de su jefe y amigo, de ir a buscar a México al hijo de éste, Rafo, que se fue hace muchos años y que ahora se encuentra rodeado de malas compañías.

Ambientada en esos pueblos donde la soledad impera y el viento es generoso, la película justamente narrará el viaje de Mike (Eastwood) cruzando la frontera y su encuentro con Rafo, un adolescente rudo y desahuciado que se gana la vida delinquiendo. Un viaje y un encuentro, entonces, como el inicio de una gran amistad que crecerá en medio del hastío y la persecución.

Bien a los Eastwood, con personajes construidos desde el silencio, sumamente reflexiva y punzante, “Cry macho” es una historia de hombres rudos y melancólicos–esta vez de dos generaciones antagónicas que no hace más que enriquecer el relato-  , que tropiezan una y otra vez con la misma piedra y se preguntan cuál es el verdadero sentido de la valentía.  

El libro aún no se consigue en Argentina en español, pero es posible que con este desembarco en el cine, llegue alguna publicación en los próximos meses.

Dune  

Los libros que sí se consiguen en Argentina son los del norteamericano Frank Herbert y que dan cuerpo a la saga “Dune”, que el próximo 14 de octubre (y después de un largo paréntesis por la pandemia) llegará a la pantalla grande.

Se trata de un relato enmarcado en el género de ciencia ficción, publicado originalmente en 1965, que se convirtió en best seller y en todo un clásico para la literatura de su país. Ahora, sesenta años después y de la mano del director Denis Villeneuve (“La llegada”, “Sicario”) y con el gigante Warner Brohter por detrás, promete romper la taquilla en el cine adaptando este relato que mezcla épica y fantasía, sumando a una producción millonaria para sus efectos especiales y robótica, el protagónico de Timothée Chamalet  (“Llámame por tu nombre”, “Mujercitas”, “El otro rey”) interpretando al extraño Paul Atreides.

“Dune” está ambientada en el planeta Arrakis, un lugar desértico donde el agua es el bien más preciado y donde llorar a los muertos es el símbolo de máxima prodigalidad. Paul Atreides es un adolescente marcado por un destino singular, dotado de extraños poderes, abocado a convertirse en dictador, mesías y mártir. Los Harkonnen, en tanto, son un clan que personifican las intrigas que rodean el Imperio Galáctico, buscan obtener el control sobre Arrakis para disponer de la melange, uno de los bienes más codiciados del universo. Como en toda buena épica, aquí la tensión del relato estará puesta en la lucha entre el bien y el mal, y en la figura de este joven, que nació para cambiar el mundo (su mundo), pero aún no confía en su propia fuerza interior.

Thimotée Chalamet es el protagonista del filme

La saga original de Dune escrita por Herbert, otras novelas continuaron la historia pero de la mano de distintos autores, sigue con “El mesías de Dune” (1969), “Hijos de Dune” (1976), “Dios emperador de Dune” (1981), “Herejes de Dune” (1984) y “Casa capitular” (1985): la última novela del autor. Luego de esta “saga original”, llegarán también precuelas a partir del 2000 que buscarán ampliar mucho más las historias de cada uno de los personajes.

Frank Herbert, también periodista, cuentista y fotógrafo murió en 1986 pero su legado sigue iluminando la ciencia ficción hasta el día de hoy.

La Casa Gucci

Por último, y si te gustan las historias que involucran apellidos famosos, crímenes y secretos inconfesables, entonces no podés perderte esta multiestelar producción que llega como tanque absoluto antes de que termine el año.

Se trata de “La Casa Gucci”, basada en ‘The House of Gucci: A Sensational Story of Murder, Madness, Glamour, and Greed” (La Casa de Gucci: Sensacional historia de crimen, locura, glamour y codicia”, libro de no ficción escrito por Sara Gay Forden (EEUU) y publicado en 2001.

El filme está dirigido por el premiado y experimentado director inglés Ridley Scott (“Thelma y Louise”, “El Gladiador”, “Gángster americano”, entre otras), y cuenta con un elenco de primer nivel y estrellas como Lady Gaga, Adam Driver, Jared Leto, Al Pacino, Jeremy Irons y Salma Hayek.

¿Ya te entusiasmaste? Esperá que falta mucho más.

Desplegando un relato intrafamiliar que parece haber estado escrito para ser ficción, “La casa Gucci” se centra en la vida (o muerte) mejor dicho de Maurizio Gucci (Driver), nieto del fundador de la marca italiana de ropa, que apareció asesinado en 1995 por orden (eso se supo después) de Patricia Reggiani (Lady Gaga), su ex mujer. Reggiani, quien fue condenada por este crimen a 29 años de prisión, conoció a Maurizio allá por los ’60 y aunque siempre fue considerada una “trepadora” para la familia Gucci, fue en realidad conquistada y no conquistadora ya que las crónicas dicen que el heredero a la fortuna fue quien se enamoró perdidamente de ella. “¿Quién es esa diosa de vestido rojo que se parece a Liz Taylor?” dicen que dijo el joven Maurizio cuando la conoció, iniciando así el tiempo de seducción, regalos y proyectos hasta que Reggiani finalmente bajó la guardia. Se casaron a los 24 años, en 1972 y con toda la familia (e imperio) Gucci en contra. Y aquí, los millones siempre pesan. Sin embargo, ellos se hicieron famosos en el mundo por su belleza, glamour y su gran ostentación. Él seguía haciendo crecer su marca y ella, se convirtió en Lady Gucci.

Pero a pesar de los lujos, las fiestas, los vestidos, los pent house y mansiones en todas partes del mundo, las mieles duraron poco y poco después de la década, el matrimonio entró en una crisis, en parte relacionado en la muerte de Rodolfo Gucci (interpretado en el filme por Jeremy Irons), padre de Maurizio, en 1983 y en parte por una infidelidad. Años después, el empresario se iría de viaje de EEUU (donde residían) a Italia, para nunca más volver. Fue entonces que Lady Gucci descubrió no sólo que su vida estaba en picada, sino también que su marido salía con una joven mujer.

Y la guerra legal entre ellos comenzó, arrastrando, por supuesto, la batalla millonaria dentro de la marca. Maurizio comenzó a pelearse con los demás participantes del clan familiar en la firma, consiguiendo ganar algunas acciones, luego de inyectar una inversión externa a la familia, de un magnate árabe. Años después, debió venderle todo a los extranjeros, aniquilando la historia que había comenzado con su abuelo Guccio Gucci a principio de siglo con el sueño de una marca de marroquinería.

Volviendo al filme, “La casa Gucci” pondrá en escena entonces todo este culebrón de amor, riqueza, poder y venganza, ya que se centra no sólo en el romance y matrimonio de Maurizio y Patricia, sino en el crimen inesperado de Maurizio, que al principio fue ligado a las internas del clan empresarios, teniendo en la mira a Paolo Gucci (Jared Leto) y Aldo Gucci (Al Pacino)y luego documentado como una venganza de su ex mujer.

Babilonia Literaria

Read Previous

Borges para principiantes

Read Next

5 razones para leer “Una mujer con alas”