5 razones para leer “Una mujer con alas”

Fernanda Pérez acaba de publicar una nueva novela, esta vez de corte contemporáneo, que narra tres (o más) historias en simultáneo, de la mano de Leti, Carolina y Lola, tres mujeres que buscan, sueñan y re-descubren el amor. La presentación será esta tarde en el Museo de las Mujeres de Córdoba.

“Una mujer con alas”, (El Ateneo) se llama la nueva novela de la escritora cordobesa Fernanda Pérez que dentro del género contemporáneo nos invita volar con el amor. La trama plantea un relato polifónico donde tres mujeres, Leti, Carolina y Lola, de diferentes edades y con distintas historias personales a cuestas, indagan, reflexionan y redescubren el amor. El ámbito de trabajo las puso en contacto, pero será la mirada que tienen sobre el mundo y sus vínculos afectivos, lo que terminará de conectarlas, permitiéndoles entender  lo que de verdad quieren para ellas mismas.

En esta nota, te damos 5 razones para que no la pierdas.

1.

Su registro que mezcla lo teatral y lo visual. Lo teatral por presentar –al inicio y a manera de monólogo- a sus personajes desde el registro personal para luego llevarlos a la tercera persona (al registro de los otros). Además, abre el juego entre ellos con diálogos cortos, directos, que terminan de poner en escena ese mundo interior que cada uno de ellos está masticando desde su construcción. Fernanda escribe como habla y sus personajes lo hacen también, por lo que la oralidad es un atributo muy fuerte de su narrativa.

Y lo visual, en tanto, aparece porque justamente la fortaleza en su oralidad, trasladada a la literatura, genera que las escenas se proyecten como imágenes a medida que uno las va leyendo. Los personajes de Pérez se muestran frente a nosotros sencillos y profundamente auténticos, usan el lenguaje de manera coloquial y dicen, gritan, putean y se expresan groseramente en más de una ocasión. Y es justamente su oralidad lo que los hace reales, con volumen (como dice Liliana Heker), como si los pudiéramos ver y tocar, o pudieran sentarse al lado nuestro a contarnos su historia.

2.

Su anclaje actual. “Una mujer con alas” ofrece un abanico de mujeres y sus diferentes problemáticas en una época de marcada deconstrucción social/cultural. Leti, Carolina y Lola son muy diferentes, provienen de familias que quizás socialmente están en distintas universos simbólicos, y sin embargo hay algo que las une. Algo que tendrá que ver con un lazo que va atravesando sus vulnerabilidades y dobleces. Leti, Carolina y Lola, quizás si se ponen a charlar en profundidad no coincidan en todo, aunque son capaces de contar con una tremenda empatía para descubrir que ninguna mujer puede hacer frente a la soledad, la tristeza, el abandono y el dolor sin una amiga cerca. A Leti, Carolina y Lola la sororidad las une, a pesar de sus diferencias, y esa es uno de los mejores mensajes de la novela.  

3.

Fernanda Pérez

Ligado con el punto anterior, es muy interesante descubrir cómo el concepto de amor se arma y desarma de la mano de sus protagonistas masculinos y femeninos, a partir de la etapa de la vida que están viviendo. Personajes como Leti, Alberto o Miguel, representan el universo de personas que pasaron los 50, que se detienen a ver todo lo cosechado, pero también las ausencias, falencias o equivocaciones que tuvieron inexorablemente en el camino y que hoy les pesan. Para ellos el amor pudo haber estado y se fue, o quizás es ese estado latente que los mantiene alertas y les avisa que si bien ya están colinas debajo de la vida, todavía hay tiempo para barajar y dar de nuevo. Ernesto, Carolina y Diego entre los 30 y los 50, ya tienen algún camino recorrido, aunque reconocen que todavía no lograron descubrir qué significa realmente ese paso entre el enamoramiento y el amor con todas las letras. Por último, Juan, Pablo y Lola todavía no se embarcaron en eso del “amor para toda la vida” y siguen lanzando la moneda buscando adivinar lo que será mejor para ellos. ¿De qué está hecho el amor? ¿Cuáles son las señales que deberíamos ver para saber que eso que sentimos es real y –sobre todo-, capaz de sobrellevar todas las tempestades que la vida nos tiene preparadas? De principio a fin, la novela de Pérez tratará de responderlo.

4.

Esta nueva novela muestra sin dudas el perfil más romántico de la autora. Se nota que Pérez se mueve allí en aguas que le son muy cómodas y tiene la libertad para desplegar ese romanticismo que siempre le gustó construir, y que quizás en sus primeras novelas se compartía de manera equilibrada con lo histórico. A Fernanda Pérez siempre le gustó anclar sus historias desde lo romántico, de hecho, el otro libro (ebook) publicado este año justamente habla de “Cómo escribir una historia de amor” (Penguin). La autora conoce muy bien los ingredientes que no deben faltar en cualquier relato romántico, las tensiones necesarias para que el lector no pueda (aunque lo intente) anticiparse al desenlace (en esta ocasión varios desenlaces) y los tiempos por los que deben pasar sus personajes (descubrimiento, duda, miedo y aceptación) antes de entregarse finalmente al amor. Pérez es una convencida de que el centro de la existencia de una persona es el amor, amor que puede colmarnos de dicha o destrozarnos de dolor. Porque –aparte- Pérez nunca habla de un amor inocente, mágico o sencillo, sino de encuentros que muchas veces desestabilizan, rompen los mandatos y nos llevan a las peores de las encrucijadas.

5.

“Una mujer con alas” es el gran salto del histórico al contemporáneo de su autora. Referente, luego de cuatro novelas publicadas (Las Maldecidas, El Sacramento, Los paraísos perdidos y La piel no olvida) del género histórico, esta nueva novela se presenta entonces como el desembarco de Fernanda Pérez al contemporáneo. Desembarco que, entonces, la encuentra sumamente sólida en su escritura y confiada para construir historias con firmes estructuras narrativas. Por eso el  paso de un género a otro no es forzado ni prematuro, sino todo lo contrario, se percibe como otro de los lugares donde la autora se siente  cómoda para escribir. Como lectores celebramos entonces este giro de timón, que sin dudas marcará el camino para llegar a otros libros e historias.

Cuándo y dónde

“Una mujer con alas”, se presentará esta tarde en el Museo de las Mujeres (MUMU), Rivera Indarte 55. La cita es a las 17 y con inscripción previa -quienes no hayan hecho su reserva ya no podrán participar por protocolo del lugar-. Mañana viernes 27, en tanto, la autora estará firmando ejemplares en el local El Ateneo de General Paz desde las 17.30.

Florencia Vercellone

Read Previous

Tres filmes que serán un éxito antes de fin de año

Read Next

El Reino, efectiva y polémica