Tres dramas nominados para los Emmy 2020 que no te podés perder

“The Crown” + “Sussession” + “The Morning Show” son las series elegidas por Babilonia para que veas, disfrutes y critiques en la previa de la gala de la Academia de la Televisión de EEUU. La ceremonia, que se realizará sólo de manera virtual por el Covid 19, se anunció para el próximo 20 de septiembre y premiará las mejores producciones de habla inglesa del 2020.

Durante el pasado mes de julio se dieron a conocer los nominados para los próximos premios Emmy, distinción que otorga la Academia de Televisión de EEUU, poniendo sobre la vidriera series tanto de canal de aire como de plataformas streaming, que fueron más que aplaudidas en sus estrenos o nuevas temporadas, sumando seguidores en todo el mundo.

Y si bien la favorita de es la miniserie “The Watchmen”, con 26 nominaciones,  nosotros desde Babilonia hacemos otro recorte y te recomendamos tres dramas -“The Crown” (13 nominaciones), “Sussession” (18 nominaciones) y “The morning show” (5 nominaciones)- de Netflix, HBO y Apple TV (respectivamente), para que aproveches y maratonees durante el fin de semana.

“The Crown”

Desde su estreno allá por el 2016, la serie original de Netflix que cuenta con dirección de Peter Morgan (El Rey de Escocia / Fros-Nixon) no deja de cosechar aplausos, miles de seguidores en todo el mundo y un elenco que en cada temporada apuesta tanto a nuevas caras como a consagrados de la escena actoral internacional.

En esta ocasión, es su tercera entrega la que recibe múltiples nominaciones para los Emmy 2020, noticia que fue celebrada, por supuesto, ya que llegó para reforzar la pertinente idea de sustituir la protagonista de sus primeras dos temporadas –la excelente Claire Foy– por la talentosa Olivia Coldman interpretando a la Reina Isabel.

Con un despliegue escenográfico impresionante, un guión que se cierne al pasado histórico y no escatima en sacar a la luz verdades susurradas y secretos que todos conocen de la Casa Real inglesa, The Crown es una excelente apuesta televisiva –con superproducción cinematográfica- que se da el lujo de narrar la vida de su monarca desde que es niña hasta la actualidad, aunque para eso debamos esperar las temporadas 4,5 y 6 (de hecho  la cuarta se acaba de anunciar para el 15 de noviembre) prometidas por su director.

Planteada como un drama histórico, pero que se convierte episodio tras episodio en  un grama familiar, la serie –aunque con capítulos que se toman su tiempo para presentar núcleos y resolver conflictos- no defrauda y regala un programa que se toma en serio la vida real de sus personajes y los hechos verídicos que elige para narrar.

Entre las nominaciones que recibió para los Emmy 2020 se encuentran: Mejor Serie Dramática, Mejor Actriz principal (Olivia Coldman) y Mejor Actriz Secundaria (Helena Bonham Carter).

Se puede ver completa por Netflix

Sussession

      Con 18 nominaciones, otra de las favoritas de los Emmy 2020 es el drama Sussession, que irrumpió en el universo de series norteamericanos en 2018 por HBO para distinguirse por su formidable guión, sus personajes shekaesperiano y sus impecables actuaciones.  

 

 

Casi toda su planta protagónica se anota para subir a recibir distinciones, y bien podemos decir que todxs se las tienen  merecidas ya que demuestran talento en cada uno de los episodios. Hablamos de Brian Cox y Jeremy Strong (sí, padre e hijo también compiten en la terna como Mejor Actor Dramático), Nicholas Braun, Kieran Culkin y Matthew Macfadyen (en Mejor Actor Secundario en Drama) y Sarah Snook (Mejor Actriz Secundaria en Drama). Y como si fuera poco, juntos buscan alcanzar el premio a Mejor Drama televisivo.

La trama consiste en desentrañar, no sin golpes bajos, los retorcidos vínculos filiales de un clan millonario -a cargo de una de las empresas de medios más importantes de los EEUU-, para conseguir el puesto jerárquico ante el ¿seguro? alejamiento del padre de familia del directorio. Un padre –autoritario, déspota, patriarcal, manipulador y sumamente obsesivo- llega al ocaso de su vida consciente de una contradicción: que no podrá perpetrase como dueño de todo y que ninguno de sus hijos es capaz siquiera de hacerle sombra como hacedor de un imperio. Entonces, borra con la mano lo que escribió con el codo, aparta su jubilación y da una vuelta de timón que sorprenderá a propios y extraños. Y lo que iba a ser un pase de mando a quien merece el puesto por antigüedad en la empresa se convierte en una guerra a puertas cerradas en el que vale todo, menos, el escándalo. Se sabe, por supuesto, que las miserias millonarias siempre se barren debajo de la alfombra.

Dinero, poder y fama son las patas que sostienen esta historia compleja, narrada de manera pausada (no apta para los amantes de las series dinámicas) que atrapa por su retorcidos personajes.

Como en un juego de ajedrez, Sussession se plantea a sí misma como un tablero donde cada uno de sus piezas avanza, se aquieta o retrocede buscando ganar la partida y devorar a su contrincante a pesar que sean padres, hijos o hermanos. ¿Familia disfuncional? El término es demasiado liviano para describir a los integrantes del clan Roy que rinden homenajes, cada uno de ellos, a los clásicos estereotipos del teatro shakespereano. Lujuria, ambición, avaricia, egoísmo, los sentimientos oscuros que caracterizaron a los inolvidables Hamlet, Otello, Rey Lear o Lady Macbeth, solo para nombrar a algunos, están encarnados en este elenco que se conoce y desconoce dependiendo la ocasión y el enemigo que tengan en frente.

¿Te tentaste de mirarla? Está completa en HBO

The Morning Show

Y para cerrar, te apuntamos una de las series más elegidas de la plataforma Apple TV, The Morning Show, producida e interpretada por Reese Whiterspoon, aplaudida en su primera temporada por atreverse a poner sobre la mesa una de las tantas aristas del movimiento #metoo.

Mitch (Steve Carrell), el conductor estrella de la dupla protagónica del programa televisivo que lidera el rating de la primera mañana en New York es acusado de abuso a partir de una denuncia interna de su producción. Una de sus colaboradoras de piso lo apunta como el causante de su renuncia, luego de sufrir malos tratos dentro y fuera del set, disparando así una polémica mediática que atravesará los límites del canal y tendrá como resultado el alejamiento de la súper figura de su espacio de fama.

Pero el foco central no será el supuesto abuso del que se acusa a Mitch, que tiene por supuesto desarrollo en la serie, sino el lugar vacío que se debe ocupar en la marquesina del magazin central porque, ya se sabe, una mujer no puede quedar sola al mando del programa con más audiencia televisiva.

Alex (Jennifer Aniston) es quien acompaña a Mitch en el plató del programa y la víctima indirecta del conflicto planteado. Y es ella, quien aprovecha la situación para barajar y dar de nuevo dentro de este movimiento feminista que irrumpe en el mundo, para plantear nuevas reglas. Allí es donde aparecerá Reese Whitespoon, personificando a una movilera de pueblo pequeño que emerge en la agenda mediática por gritar improperios en medio de una crónica.

Aunque es lineal en su planteo argumental, lo interesante de esta serie es cómo los conceptos de víctima y victimario, patriarcado, abuso de poder, negación, exposición y periodismo se (re)construyen a partir de hechos puntuales que van viviendo sus personajes.

La historia pone sobre la mesa la denuncia de un abuso en un programa de televisión apuntando a una persona público. Por lo tanto, lo público y lo privado serán determinantes en el desarrollo y desenlace de la misma, consiguiendo una trama sólida y que promete mucho más.

The Morning Show cuenta con las nominaciones de Jenifer Aniston y Steve Carrell como Mejor Actriz y Actor Principales en Drama (respectivamente) más tres nominaciones a Actores Secundarios.

Babilonia Literaria

Read Previous

Agustina Bazterrica: «Para mí la palabra está al servicio de la historia»

Read Next

Pasión por la lectura