fbpx

Novedades editoriales

Para empezar julio, te traemos dos libros de autores internacionales escritos entre 1940 y 1960, como efectos colaterales de la nefasta Segunda Guerra Mundial. En primer lugar, la reedición en castellano de “La casa de la araña”, novela del norteamericano Paul Bowles y luego “El mundo de ayer”, ensayo autobiográfico de Stefan Zweig.

Título: La casa de la araña. Autor: Paul Bowles. Editorial: Edhasa.

Continuando una colección comenzada el año pasado, y que tiene como objetivo rescatar los libros más inolvidables del norteamericano Paul Bowles (donde ya se publicaron “El cielo protector y Cuentos selectos), llega a las librerías este mes “La casa de la araña”.

Ambientada en Fez, Marruecos, durante el levantamiento nacionalista de 1954, esta novela es considerada una de las más bella y sutiles de Bowles, también, sin duda, la más política y visionaria. Escrita en 1955, detecta con maestría las irresolubles tensiones del mundo árabe, las mismas que estallarán varias décadas más tarde.

La trama reúne a tres personajes disímiles: John Stenham, un escritor norteamericano devoto de la antigua cultura del lugar y que detesta al imperialismo francés que por entonces dominaba Marruecos; Polly Veyron, turista norteamericana de buena conciencia que defiende el desarrollo de los países oprimidos, y Amar, un muchacho marroquí analfabeto que se gana la vida en la calle, que desprecia por igual el progresismo impío de los revolucionarios y la ocupación colonial.

En una ciudad asediada por la violencia, cuya intensidad se palpita en magnificas descripciones, a través ese trío que persigue ideales inconciliables, todos en buena medida imposibles de alcanzar, Paul Bowles articula los temas centrales de su literatura, la soledad, las vivencias de los expatriados y la incomprensión entre personas de distintas culturas, con la potencia de un thriller político.  

Título: El mundo de ayer. Autor: Stefan Zweig. Editorial: Libros del Zorzal.

El escritor y pacifista austríaco Stefan Zweig (1881 – 1942) escribió El mundo de ayer entre 1940 y 1941, poco antes de suicidarse en 1942 en Brasil junto a su segunda mujer, Lotte Altmann. “En el breve lapso que va desde que empezó a salirme la barba hasta que empieza a encanecerse, en este medio siglo han acontecido más transformaciones y alteraciones radicales que en diez generaciones, y todos sentimos lo mismo: ¡ya basta!”, afirma en el que fue su último libro, las memorias de un europeo que a sus 60 años consideró que ya había visto demasiado.

 Amigo y conocido de otros importantes intelectuales de la época, desde Sigmund Freud hasta Auguste Rodin, autor de novelas, cuentos, ensayos y biografías memorables, Zweig decidió ser mucho más que un hombre de su época: fue su testigo. Perseguido por el nazismo por su origen judío, exiliado de su patria, entendió que la vida que había llevado en Viena antes de la Primera Guerra Mundial formaba parte de una experiencia que merecía ser rescatada, como quien se aferra a una reliquia sabiendo que por delante no queda más que el horror.

  La actual edición de El mundo de ayer es la segunda argentina desde que Alfredo Cahn, amigo de Zweig, publicara estas memorias en nuestro país en 1942 bajo el sello Claridad, omitiendo algunos pasajes. La presente versión completa y comentada de Libros del Zorzal nos devuelve una obra clave para reconstruir no solo la vida de uno de los intelectuales más importantes del siglo XX, sino la de una Europa que se encontraba frente al abismo de la historia.

Babilonia Literaria

Read Previous

Una serie ideal para los amantes de la ficción histórica

Read Next

Lo que deja la ausencia