«Erdosain», un filme para recordar la literatura de Roberto Arlt

En abril se cumplieron 120 años del nacimiento de uno de los escritores argentinos más importantes de la primera mitad del siglo XX. A manera de homenaje, el Centro Cultural Kirchner estrenó hace días el filme “Erdosain”, que narra de principio a fin la vida del extraño protagonista de sus novelas “Los 7 locos” y “Los lanzallamas”. Se puede ver gratis desde el domingo.

    Grabada en blanco y negro, con impecables reconstrucciones de la Buenos Aires de los años ´20 (combinando material audiovisual de archivo y una muy buena selección sonora), la película «Erdosain» se estrenó el pasado domingo a través de la página del Centro Cultural Kirchner en homenaje por los 120 años del nacimiento de Roberto Arlt. La misma está basada en el trabajo realizado en 2015 por sus directores, Fernando Spiner y Ana Piterbarg, quienes estuvieron al frente de la producción de la serie que se emitió por la TV Pública bajo el nombre “Los 7 locos” y “Los lanzallamas”.

   Erdosain    En aquel entonces la propuesta -que desplegaba un total de 30 capítulos- había sido pensada en conjunto entre la Biblioteca Nacional y el Museo del Libro y de la Lengua (dirigidos por Horacio González y Ana Pía López) más la señal de TV nacional, y contó el minucioso trabajo de adaptación del escritor Ricardo Piglia, estudioso de la obra de Arlt.

    Reconocidos actores y actrices argentinos como Diego Velázquez, Belén Blanco, Carlos Belloso, Pablo Cedrón, Daniel Fanego, Daniel Hendler, Leonor Manso, Marcelo Subiotto, Pompeyo Audivert y Fabio Alberti estuvieron en su elenco y recibieron elogios internacionales por dicho trabajo.

   A cinco años de su emisión, se presentó entonces como largometraje, que llegó luego de un arduo trabajo de re-construcción del guión original de cada capítulo. “Sentimos que este magnífico acercamiento a esas obras merecía perdurar en el tiempo sin que quien lo abordara tuviera que ver los treinta capítulos, y así surgió la idea de realizar este largometraje que titulamos Erdosain”, explicaron para la prensa sus realizadores por estos días. Asimismo, detallaron también que la tarea de producción se logró “a partir de un seminario gratuito para 35 directores, editores y guionistas, gracias al apoyo de la Fundación DAC (Directores Argentinos Cinematográficos), donde tuvimos la oportunidad de discutir de forma colectiva las líneas fundamentales de esta nueva adaptación a un film pensando como principal objetivo su difusión cultural sin fines de lucro. Luego, con el apoyo del equipo técnico de la serie lo transformamos en este largometraje”.

100% Arlt

“Se dice de mí que escribo mal. Es posible. De cualquier manera, no tendría dificultad en citar a numerosa gente que escribe bien y a quienes únicamente leen correctos miembros de sus familias. Para hacer estilo son necesarias comodidades, rentas, vida holgada. Pero, por lo general, la gente que disfruta tales beneficios se evita siempre la molestia de la literatura”.

    Ese era Roberto Arlt. Así pensaba y se expresaba, él y sus personajes. Un autor, dramaturgo y periodista directo, sin pelos en la lengua, rotundo. Lo que del otro lado -de ese lado que él no quiso frecuentar-, llamarían un impertinente. Y su literatura reflejó, página tras página, su manera de ser y estar en el mundo.

 

 

    Nacido en 1900, sufrió una infancia pobre, al igual que muchos otros niños hijos de inmigrantes europeos que llegaban con lo puesto a nuestro país en busca de un mejor destino. Dejó el colegio de manera temprana y se alejó de su casa siendo adolescentes, aunque ya por entonces había comenzado a realizar sus primeros escritos. Con los años (después de su temprana muerte) llegaría a ser uno de los escritores claves de la literatura nacional, aunque, vale decirlo, nunca fue del agrado de los círculos académicos de las letras de por aquel entonces.

     “Mientras mastica con la prisa indiscriminada del hambriento, embucha situaciones, recrea climas y caricaturiza la vida de los desamparados haciéndola terrible y, por qué no, inocente en su envoltura siniestra”, decía sobre él el filósofo Horacio González, y remarca: “En estas acciones reside su atractivo y su adhesión al gusto menos elaborado, en donde para Arlt ya residía la salvación pues lo consideraba una forma de la sabiduría”.

    Por eso volver de vez en cuando a los escritos de Arlt se hace imprescindible, necesario, ya sea leyendo sus libros, viendo sus obras de teatro o disfrutando producciones como éstas en pantalla. Porque –por alguna razón- en nuestro mundo abundan sus personajes, esos hombres y mujeres maquiavélicos, dramáticos, solitarios, feroces, repletos de claroscuros que él supo crear, como si esas construcciones se hubieran multiplicado desde el papel a la vida real logrando manejar el mundo.

    La historia

Remo Erdosain

    Remo Erdosain parecía ser un tipo común. Con trabajo en una fábrica, casado con una bella mujer, responsable y comprometido con su vida. Sin embargo, algo de toda esa rutina lo empezó a aburrir. Y del aburrimiento vino la angustia, y de la angustia, el hastío. Y de allí a la malicia, hay tan sólo un solo paso.

“Lo hice por la angustia”, dirá Erdosain al comenzar el filme frente al detective que lo venía buscando desde hacía días por robo, secuestro y muerte, para iniciar así un relato en retrospectiva que servirá para observar el paso a paso de esa gran transformación de un hombre que decidió saltar de vereda y unirse a una red de canallas.

“Los 7 locos” es la primera parte de la historia, publicada en 1929, donde se presentan, delinean y plantea el relato, a la que le continúa en 1932 “Los lanzallamas”, cuando la trama llega a un punto de apogeo y culminación. 

Datos importantes del filme:

El filme «Erdosain» se puede ver completo ingresando al CCK. Y en la TV Pública también se pusieron a disposición los 30 capítulos de la serie estrenada en 2015 que son la base de dicho largometraje. 

0 Reviews

Write a Review

Babilonia Literaria

Leer Anterior

Benedetti, Bradbury y Neruda. Tres clásicos para (re)leer en cuarentena

Leer Próximo

EGOS, veinte años creando teatro para niñxs