De Madrid a Córdoba: el Museo del Prado por las calles de La Docta

Desde ayer y hasta el próximo 19 de mayo, réplicas en tamaño original pertenecientes al Museo del Prado de España se exponen en plena peatonal de la ciudad, a la espera de transeúntes que gusten de descubrir reliquias del arte universal. En esta crónica sumamente fotográfica, te contamos cómo es la experiencia de esta inusual muestra al aire libre. 

 

Caminamos por la peatonal y sobre la calle Obispo Trejo (al 200) o en la esquina de Rivera Indarte y 9 de Julio, un gran cartel rojo nos indica que el Museo del Prado está en la Ciudad. El CILE 2019, que se encuentra próximo a desarrollarse, logró que los cordobeses podamos apreciar desde el día de ayer, cuadros de maestros europeos de los siglos XVI al XIX.

 

Detrás del cartel rojo leemos una reseña del Museo del Prado, inaugurado en 1819 por el Rey Fernando VII en Madrid, España. El mismo, posee más de 8200 pinturas que provienen de distintos museos, del Estado y de las Colecciones Reales históricas, ya que los reyes tuvieron un gran interés por las artes plásticas, decorando con cuadros sus palacios e instituciones religiosas. 53 de éstas obras, son las que se distribuyen en las tres cuadras de la muestra que inauguró con el Festival de la Palabra.

 

Los cuadros están expuestos en estructuras que se ordenan en hilera en el medio de la calle. Y lo primero que llama la atención es la imagen, la pintura. Por lo antigua, por sus trazos, los colores, la distribución de los objetos, porque nos saca por un momento de la rutina tecnológica y acelerada en la que vivimos, y nos invita a detenernos, a observar. ​

 

 

 

 

 

Muchos son los afortunados que lo hacen, porque casualmente encontraron la muestra o porque fueron exclusivamente a verla. «Es una oportunidad única, y es gratis» dice una señora, mientras otra mira las obras de espalda a ellas, a través de un espejo, porque asegura que es la manera de verlas en «3D», con perspectiva… ¡y tiene razón!

 

Por panel hay 1 o 2 obras, copias impresas que muestran total o parcialmente a sus originales, mostrando qué parte de la misma se visualiza en una pequeña imagen en la parte inferior. Además, hay una reseña con los datos de la obra, su autor y la historia que la circunda; dado el nivel internacional del CILE, el mismo texto (al igual que todos los que se distribuyen en la muestra) se encuentra también en inglés. El recorrido competo puede hacerse, leyendo las descripciones, en unos 30 o 40 minutos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si la curiosidad se transforma en interés y la atención se agudiza, se puede distinguir que las pinturas tienen diversos orígenes; las hay españolas, flamencas e italianas. Cuando se va a pasar de unas a otras, hay un panel descriptivo que lo informa. De pronto, o en primer lugar, de acuerdo a la pintura que los detiene, aparecen nombres y palabras conocidas.

 

La obra «Las meninas» (o La familia de Felipe IV), emblema de Diego Velázquez, es una de las que más atención recibe de la gente. Este retrato de la infanta Margarita de Austria, rodeada por sus sirvientes «las meninas», que es considerada la obra maestra del pintor del Siglo de Oro español, espero para ser observada por los transeúntes. De él también se pueden observar «Las hilanderas o La fábula de Aracne», «El triunfo de Baco o Los borrachos».

 

 

 

«El caballero de la mano en el pecho», «La Trinidad» y «La adoración de los pastores» de Doménikos Theotokópoulos, conocido como El Greco, gran pintor griego con un estilo muy personal, también están presentes.

 

Otras creaciones que están expuestas son «Santa Catalina» de Fernando Yáñez de la Almedina; «El sueño de Jacob» de José de la Ribera; «El quitasol», «La mujer desnuda» y «Saturno devorando a un hijo», entre otras, de Francisco de Goya.

 

El ritmo de la peatonal se ve alterado, hay menos apurados y más interesados en aprovechar esta oportunidad única de conocer y sentirse más cerca de aquel rincón tan lejano de el viejo continente, que hasta el 19 de mayo se queda en Córdoba Capital.

 

También se pueden ver obras de autores como: Rafael, Tiziano, Caravaggio, Bartolomé Esteban Murillo, Francisco de Zurbarán, Juan Sánchez Cotán, Pedro Berruguete, Feerico de Madrazo, Eduardo Rosales, Joaquín Sorolla, Mariano Fortuny, Robert Campin, Antonio Moro, Andrea Mantegna, Antonello Da Messina, Sandro Botticelli y taller y Orazio Gentileschi.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Babilonia Literaria

Read Previous

Agendalo para hoy

Read Next

Agendalo para el finde