Complicado y con caída en las ventas, así califican librerxs cordobeses el 2019

Cuatro referentes de librerías cordobesas conversaron con Babilonia y dejaron sus apreciaciones en cuanto al movimiento durante el año. A pesar de las particularidades de cada espacio, coinciden en que fue una temporada “difícil” debido a la crisis económica. Sin embargo, para el 2020 guardan una esperanza de reactivación. Entre los favoritos de los lectores, se encuentran los libros de las cordobesas Camila Sosa Villada, Eugenia Almeida y Viviana Rivero.

 

 

 

En un contexto de recesión sostenida en los últimos dos años, una suba del más del 300% del dólar  -que saltó de los $20 a los $63 desde el 2016 al 2019- y de una inflación del 250% en el mismo período, sería ilógico pensar que la industria editorial haya salido ilesa.

Editoriales independientes con una tirada agónica, sellos fusionados detrás de espaldas de pulpos multinacionales y librerías que cerraron sus puertas con sus consiguientes pérdidas en las fuentes de trabajo fueron algunas de las tantas realidades que se vivieron en los últimos años, y aún faltaría mostrar de manera concreta las consecuencias nefastas y a larguísimo plazo que se relacionan con las faltas de políticas públicas de un gobierno que anuló planes de fomento literario, como el Plan Nacional de Lectura o recortó presupuestos de hasta un 40% para la Conabip (Comisiòn Nacional de Biblioteca Populares).

Desde lo macro a lo micro, si hiciéramos un zoom, veríamos como todos los eslabones de la cadena de la industria editorial y los diferentes espacios culturales que se relacionan con lo literario fueron perdiendo batallas y han quedado al desamparo, llegando por último al plano individual, donde hombres y mujeres simplemente dejaron de comprar libros. La escena de librerías cada vez más vacías e incluso de locales cerrados comenzó a verse en los últimos tres años y el 2019 no fue la excepción, año que todos los librerxs consultados por Babilonia calificaron de “difícil” y “de fuerte caída en las ventas”.

 

Librerías en particular, caída de ventas en general

 

Si hay un rasgo que caracteriza a nuestra ciudad es su paisaje de librerías tan nutrido como heterogéneo y de saludable renovación. En este sentido, podemos decir que no sólo hay librerías que gozan de buena salud en la zona del centro con más de 60 años en el mercado -como Rubén o El Emporio-, sino también nombres que se fueron sumando en espacios de circulación más joven como shoppings o barrios como Güemes y Nueva Córdoba -el caso de Quade y Volcán Azul-.    

Sin embargo, y a pesar de las particularidades que pueden tener cada una de ellas, sus referentes señalan que este año han vuelto a escribir números que marcan baja en ventas enmarcadas en una gran crisis económica.

 

Volcán Azul

 

 

 

“Fue un año muy movido a partir de las situaciones económicas y políticas. La situación del libro no escapó a ese paisaje y se tuvo que acomodar a esas realidades”, fueron las primeras palabras de Rubén Goldberg, el librero que atiende su propio espacio y quizás más experiencia tiene en el rubro, expresiones que se escuchan también en la otra punta del ovillo, cuando habla la responsable de Volcán Azul, emprendimiento que hace pocos años abrió sus puertas en la zona de Güemes. Así lo explicó Soledad Graffigna: “La primera etapa del año fue positiva, nos afianzamos con nuestro público por lo que registramos mejores ventas que el año anterior pero luego de julio se notó una fuerte caída, en gran medida por el aumento del dólar y los consiguientes aumentos de precios”.

 

Otro referente con gran trayectoria en el rubro, Pablo Kaplun, desde El Emporio -empresa que sumó desde octubre una sucursal en el Shopping de Villa Allende- señaló estar en concordancia con sus colegas ante la complicada “crisis económica” aunque aportó un dato interesante sobre cómo favorecieron las ventas las instancias de intercambio directo con el público lector. Así lo explicó: “Rescato diferencias en ventas en eventos especiales. Las ferias (En Córdoba, la de marzo en el marco del CILE y la de septiembre, como así también la Feria Internacional de Buenos Aires) fueron disparadores de ventas. Es como que al llamar la atención con alternativas a los canales tradicionales, los libros tuvieron un buen desenvolvimiento”.

 

El año pasado, haciendo un balance similar a éste, los consultados señalaban que en algunos casos se había registrado una caída de hasta el 30% en la venta de libros, realidad que se repitió lamentablemente en el 2019 dentro de un contexto sumamente crítico.

 

“Las ventas se resintieron ya que las devaluaciones y el cambio de precios incidieron negativamente, y ello derivó en una merma de libros vendidos”, comentó Goldberg, con quien concuerda Kaplún (El Emporio) aportando el dato puntual de un 23% menos de venta en “canales tradicionales” respecto al 2018 en su caso, aunque –rescata- el sostenimiento de las mismas en otras ocasiones. “En ferias se mantuvo prácticamente igual al año pasado.  De todas maneras, la crisis económica fue determinante, más teniendo en cuanta situaciones especiales como manifestaciones, paros y otros eventos que conspiraron en contra de la venta de libros”.

 

Por su parte, desde Quade, Evangelina Montiel apuntó que si bien fue un año “duro, acorde al contexto general, las ventas se sostuvieron con respecto al año anterior” y por último, y a pesar de la coyuntura, desde Volcán Azul Graffigna subrayó lo importante que fue para ellos sostener una propuesta nueva y diferente en una zona pujante de la ciudad en medio de la crisis. “Somos una librería con una propuesta diferente a las grandes cadenas y este año creo que nos posicionamos fuerte con nuestrxs lectores. Pero la crisis económica fue muy fuerte y se notó sobre todo a partir de agosto”.

 

Macro crisis editorial

Quade

 

Según el último informe de la CAL (Cámara Argentina del Libro), ante una difícil coyuntura nacional, la mayoría de las editoriales nacionales debieron generar nuevas estrategias para reforzar la venta, como ser: disminuir la tirada, editar menos títulos o reforzar la venta digital, haciendo frente la crisis. Consultados sobre si algunas de estas estrategias impactaron negativamente en el plano de las librerías, los referentes locales contestaron en su gran mayoría negativamente, salvo desde Quade, que apuntaron de manera afirmativa sobre cómo las modificaciones en las tiradas alteraron (y lo siguen haciendo) la dinámica en la venta. “Sí se siente un retraso en la llegada de las reimpresiones y poca cantidad de novedades”, comentó.

Complementando la mirada, Goldberg agregó: “Es evidente que toda la cadena que se mueve alrededor del libro se tuvo que adaptar a estas situaciones y cada sector aplico estrategias diversas para poder tener resultados mejores. No ha sido el 2019 un buen año para el libro”.

 

Los más vendidos

 

En medio de esta gran crisis, podemos decir que la literatura cordobesa tuvo su cuota de victoria ya que fueron en su mayoría autoras locales las que se ubicaron entre lo más vendido. Coincidiendo con sondeos que hicimos también desde Babilonia en grupos de lectura, “Las malas”, de Camila Sosa Villada (Tusquest) fue sin dudas el título más buscado y aplaudido, seguido por nombres como Eugenia Almeida -con su último libro «Inundaciòn», de DocumentA y Viviana Rivero con «El alma de las flores» (Planeta).

 

 

–  ¿Cuáles fueron los títulos más vendidos? ¿Hubo algún libro/autor que generó sorpresa?

Rubén Goldberg (Rubén Libros): Las novedades en Novela y Ensayo fueron las que estuvieron en la preferencia de los lectores. No fue el año para los libros políticos. Las autoras se destacaron con excelentes textos narrativos y ocuparon un lugar preponderante, sobre todo las argentinas tuvieron reconocimientos internacionales y en ese lote se destacaron cordobesas (Camila Sosa Villada – Eugenia Almeida). También hubo varias sorpresas.

 

Soledad Graffigna: “Las malas”, de Camila Sosa Villada, Eugenia Almeida con su reciente libro “Inundación”, Gabriela Cabezón Cámara  con “Las aventuras de la China Iron”. También Juan Solá con “Microalmas”, la Chaco y toda la colección de “Futuros próximos”, de Caja Negra.

 

Evangelina Montiel (Quade): El título más vendido fue “Sinceramente”, luego autores como Viviana Rivero, Eduardo Sacheri, entre otros.

 

Pablo Kaplun (El Emporio): No hubo sorpresas. Los autores que venden hoy son los mismos de años anteriores. Ludovica Squirru, Gabriel Rolón, Yuval Harari, Mario Vargas Llosa, Isabel Allende, Viviana Rivero, Florencia Bonelli y autores locales como Ana Moglia, Mirta Facchini, Silvina Ruffo, Briana Callum y Roberto Lapid.

 

 

Todas las fichas en el 2020

 

Después de dos años donde se perfilaron semestres de caída y recesión, lxs libreros se ubican en un lugar de mayor anhelo para el 2020, apostando a un gobierno que busca -sobre todo- reactivar el consumo poniendo dinero en los bolsillos de la gente. En estos términos se expresaron ante la pregunta de Babilonia sobre las expectativas puntuales para el próximo año.

 

Rubén Goldberg: Siempre quiero ser optimista y espero que el libro sea el mejor protagonista para el 2020.

 

Soledad Graffigna: Mis expectativas siempre son buenas, sobre todo ahora con el cambio de gobierno. Me gustaría que las políticas públicas nos incluyan. Ni siquiera participamos de la feria del libro, quedamos totalmente afuera y eso nos afecta mucho. Creo que en Güemes, junto a las otras dos librerías, somos los pocos espacios culturales que quedaron y eso sería bueno para poder fortalecer colectivamente las propuestas.

Por otro lado, los grandes grupos editoriales deberían tener condiciones más accesibles para que librerías como las nuestras accedan a sus catálogos.

 

Evangelina Montiel: Siempre con expectativas positivas, si se logra una reactivación en en el consumo, esperamos poder sentirlo en las ventas.

 

Pablo Kaplun. Estoy convencido que va a crecer la demanda en tanto y en cuanto se estabilice y mejore la economía. Necesitamos resolver algunos aspectos no resuelto sobre campañas de lecturas, respeto del canal de librerías, analizar impuestos injustos, y hacer más federal ciertas reglas de nuestro rubro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Babilonia Literaria

Read Previous

#Anuario 2019: Productores y espacios culturales hacen su balance del año

Read Next

#Anuario2019: Babilonia en números y acciones