Libros que traspasan el papel: "Animales Fantásticos 2"

La segunda de cinco películas, con guión de J.K. Rowling y dirigida por David Yates, logra independizarse de los filmes de Harry Potter lo suficiente para tener autoridad por sí sola, e incluso supera a su antecesora. La historia surgió de un libro fantástico del universo mágico creado por la autora británica. Estrenó en los cines hace una semana y ya se consolida como la más vista.   

 

 Foto: IMDB

 

Suena la música “Hedwig’s Song” acompañada del logotipo de Warner Bros. y los fanáticos de Harry Potter ya pueden empezar a entusiasmarse. La saga “Animales fantásticos” permite a los apasionados -y por qué no también a nuevos espectadores-  otra oportunidad de experimentar la magia de J.K. Rowling, agigantada en las pantallas. Las películas, con guión firmado por la autora, presentan una trama inédita e independiente, que de a poco va revelando relaciones, ambientada en un universo anterior, pero conectada a la historia del brujito. La segunda entrega, más sombría y superior que la primera está en cartelera desde el 15 de noviembre.

 

Animales fantásticos y dónde habitan vs. Los crímenes de Grindewald

 

Si el primer filme pone el foco en la presentación de los nuevos personajes -Newt Scamander (Eddie Redmayne), Tina Goldstein (Katherine Waterston), Jacob Kowalski (Dan Fogler) y Queenie (Alison Sudol)- sus relaciones y en los propios “animales fantásticos”, el segundo se aprovecha de la familiariedad ya construida para ahondar en la historia de Creedence (Ezra Miller), apalancar los momentos de acción y construir las bases de lo que está por venir: una épica batalla.

 

Además, las criaturas son utilizadas con maestría: componen un elemento importante y fabuloso, pero no son el fin de la historia más como acontecía en las películas de Harry Potter. Los componentes de humor y emotividad, aunque disminuidos, aún están presentes, pero de forma más sutil. Se pierde un poco la liviandad, pero agrandan los giros y misterios. “Los crímenes de Grindewald” atrapa y se siente más bien integrada que “… y dónde habitan”.

 

 Foto: IMDB

 

Animales fantásticos 2 vs. Harry Potter

 

La primera “Animales fantásticos” hacía ya un montón de referencias a la saga de Harry Potter, pero en esta película hay al menos tres personajes importantes tanto para la presente entrega como para la trama de los siete libros originales. Y uno es nada más ni nada menos que Albus Dumbledore. Seguramente, la mayor expectativa de este filme. El futuro director de Hogwarts, aquí aún profesor de “Defensa Contra las Artes Oscuras”, es interpretado por Jude Law – que todavía no logra transmitir la grandeza del inmensurable personaje (pero hay potencial de crecimiento), representado con perfección por el fallecido Richard Harris y, posteriormente, en una versión no tan impecable y más agria por Michael Gambon. Asimismo, el regreso a las paredes del castillo representa por sí solo uno de esos momentos de nostalgia y emoción para los “Potterheads” (fanes de Harry Potter).  

 

¿Se acuerdan de Nagini (Claudia Kim)? Un detalle nada pequeño es revelado sobre la serpiente de Lord Voldermort. También aparece el alquimista Nicolas Flamel (Brontis Jodorowsky), el creador de La Piedra Filosofal, que solo había sido mencionado en los libros y películas.   

 

 Foto: IMDB

 

Lo mejor

 

Algunos de los puntos fuertes de la película son el desarrollo del personaje de Redmayne («La chica danesa», 2015; Oscar como mejor actor por «La teoría del todo, 2014) aún raro, pero más asertivo y adorable; Zoë Kravitz («Mad Max», 2015; «Divergente», 2014) que entrega una maravillosa – en todos los sentidos -, pero atormentada Leta Lestrange y el siempre brillante Ezra Miller («Las ventajas de ser invisible», 2012; «Liga de la justicias», 2017″).

 

Por otro lado, los efectos especiales tan importantes para trasladar a la pantalla el mundo fantástico de Rowling, sorprenden y encantan, así como el vestuario y el clima generado.

 

Lo peor

 

Pierden un poco la fascinación inicial los personajes Jacob y Queenie. A su vez, le sigue faltando carisma a Tina Goldstein de Katherine Waterston («Alien», 2017), ofuscada en esta entrega por Kravitz.

 

  Foto: IMDB

 

Johnny Depp

 

Hace mucho el nombre de Johnny Depp viene pegado a escándalos. Acusado de haber agredido su ex esposa Amber Heard e involucrado en graves problemas financieros, mucho se cuestionó – y con razón – sobre su futuro en la franquicia, pero Warner Bros. mantuvo su decisión de mantener el contrato con el actor, en la contramano del deseo de muchos.

 

Aún considerando los cuestionamientos morales de su casting, no hay que negar que Depp ofrece un Gellert Grindelwald muy potente, sin los excesos tan presentes en algunas interpretaciones de su pasado. Si esta será la oportunidad que re-activará la carrera del actor, el tiempo lo dirá. Hollywood ya fue más severa con otros nombres.   

 

Mensaje político

 

¿Sentiste que ya escuchaste las palabras de Grindelwald en algún lado? El villano justifica sus acciones segregadoras, el discurso de odio en contra de los muggles o sangre sucias, y la noción de la «superioridad racial» de los puros sangres, bajo un justificativo de seguridad: quiere prevenir una guerra que sería empezada en el futuro por aquellos que busca destruir.

 

Asimismo, Grindewald consigue manipular a través de su retórica, indicando que representaría “algo nuevo”, simplemente por medio de promesas bien habladas, pero sin mucha sustancia en la base de sus argumentos. Sin embargo, logra hasta mismo el cambio de lado de un importante personaje de la saga.

 

Además, Rowling deja un mensaje muy claro: la importancia de posicionarse políticamente, especialmente cuando son presentadas circunstancias de injusticia e intolerancia como las perpetradas por Grindewald. Cualquier semejanza con la realidad no es mera coincidencia.   

 

Libros

animales-fantasticos-libro

 

Es importante resaltar que, a diferencia de los filmes Potter, Animales Fantásticos originalmente no estaba basado en ningún libro – al menos, ninguno real.  “Animales Fantásticos y donde encontrarlos” era uno de los títulos fantasía utilizados en Hogwarts para la cátedra “Cuidado de criaturas mágicas”. Sin embargo, J.K.Rowling, bajo el pseudónimo de Newt Scamander, transformó la obra en realidad con el objetivo de beneficiar a miles de niños en situación de necesidad en todo el mundo a través de las organizaciones benéficas Comic Relief y Lumos. De la misma manera, hay otros dos volúmenes, complementarios a la saga Harry Potter, pero con fines filantrópicos publicados por Ediciones Salamandra: “Quidditch a través de los tiempos” y  “Los cuentos de Beedle el Bardo”.

 

 

 

 

Babilonia Literaria

Read Previous

"Mujeres geniales", retratos para niñxs en tiempos feministas

Read Next

“La intención es posicionar a Córdoba como un polo de la narración de cuentos”