babilonia logo

Se acaba la espera para los fans de «Bridgerton»

El próximo 16 de mayo se estrena en Netflix la tercera temporada de esta serie basada en la saga de Julia Quinn.
Con el escenario con la Inglaterra de la Regencia (aunque con unas cuantas licencias históricas), los hermanos Bridgerton son los protagonistas de romances y enredos sentimentales conformando así un universo literario apasionante.
Ahora le toca el turno a la enigmática Lady Whistledown/Penélope. 
Esta entrega tendrá dos partes, la primera en mayo y la segunda en junio.   

En nuestra sección Libros que traspasan el papel, les contamos sobre la esperadísima tercera temporada de Bridgerton cuy primera parte llegará el 16 de mayo y la segunda el 13 de junio, ambas por  Netflix.

La escritora Julia Quinn creó un universo fascinante de amores, amistades e intrigas en la Inglaterra de la Regencia. Se tomó muchas licencias históricas (por ejemplo la reina es una mujer de raza negra entre tantos otros guiños contemporáneos) y toma como protagonistas centrales a los integrantes del clan Bridgerton. Ellos son una familia de numerosos hermanos y hermanas que –tal como lo exige la época- deben concretar un matrimonio adecuado.

De esta manera, cada  libro se centra en la historia de uno de ellos, con sus particularidades y diversas maneras de vivir y ver el mundo. Entre las mujeres las hay dulces, díscolas y de ideas avanzadas. Entre los muchachos están los mujeriegos, aventureros y responsables. De todo y para todos los gustos. En paralelo están otros allegados que también aportan detalles significativos a la trama. Así, la figura de Penélope –vecina de los Bridgerton e íntima amiga de la encantadora Eloise, aunque en esta temporada están un tanto enemistadas- es de esas criaturas literarias que el lector adora desde el momento uno. 

A Penélope no le ha tocado nacer en la mejor familia: su madre viuda y al borde de la quiebra está dispuesta a lo que sea para que sus tres hijas encuentren un buen partido. Ella es la menor y no encaja ni acuerda con las presiones culturales que la rodean ni ese mundo signado por las apariencias. Es reservada, inteligente y esconde un secreto: ella es quien se esconde detrás de Lady Whistledown,  una especie de cronista “chimentera” que, camuflada en ese seudónimo, desenmascara las mentiras y falsedades de la sociedad en la que está inmersa.

Pero ese no es el único secreto de Penélope, el otro es que siempre ha estado enamorada de Colin Bridgerton, su amigo y el más aventurero del clan.

Colin es de los que disfruta viajar  a los lugares más recónditos del mundo y desaparece por temporadas enteras. Aprecia a Penélope pero al parecer no siente nada por ella. 

Esta tercera temporada -que estará divida en dos partes, la primera estrena el 13 de mayo y la segunda el 16 de junio-  hará foco en ese vínculo entre ambos. Ella debe encontrar esposo y él está dispuesto a ayudarla, pero no tardarán en aparecer equívocos y la chispa candente del amor.  

Vale destacar que en la saga literaria esta trama argumental corresponde al libro 4, pero los realizadores decidieron tomarse algunas licencias (ya lo habían hecho en las anteriores) para llevar a la pantalla una historia sensual y atractiva.

Así como la saga fue un fenómeno en el mercado editorial –de alguna manera recupera la esencia Jane Austen aunque con un contenido más hot y modernizado-, la serie no se queda atrás. Tal es el éxito de Bridgerton que tras la primera y segunda temporada, la plataforma decidió lanzar una especie de spin off inspirada en la Reina Charlotte.

A partir del 16 de mayo, el universo Bridgerton está de regreso de la mano de “Seduciendo a Mr. Bridgerton”. La nueva entrega  promete el despliegue de aventuras, romance, intrigas y  ese entorno lujoso que la caracteriza. 

¡Se termina la espera para los fans! (Aunque seguramente se quedarán con ganas de más, esperando la segunda parte programada para el 16 de junio). 

Read Previous

Comienza el taller “Mujeres que escriben (o al menos lo intentan)”

Read Next

Se inauguró la muestra “La dinámica del caos” de Pablo Salvador Rocha