Libros que traspasan el papel: «Las brujas», el clásico de Roald Dahl otra vez a la pantalla

Para niños valientes y padres nostálgicos, acaba de desembarcar en HBO el filme “Las brujas”, (re)versionando el libro de Roald Dalh -que tuvo su primera producción cinematográfica en 1990-, esta vez con dirección de Robert Zemeckis y protagónico de Anne Hathaway. A propósito de su estreno en la TV, hacemos un repaso por este relato donde siniestras mujeres de bellos rostros, buscan exterminar los niños de todo el mundo.

No podía pasar mucho tiempo sin que este clásico de Roald Dahl tuviera una nueva versión en el cine. Sobre todo porque la primera, estrenada en 1990 fue considerada de culto en la época, quedando en la memoria de varias generaciones de niños que hoy ya son padres.

Hablamos de Las Brujas –filme estrenado tímidamente en cine en el verano y que ahora desembarca en HBO-, basado en un relato de terror para el público infantil/juvenil, que cuenta lo ocurrido en una Convención Anual de brujas (por supuesto que no promocionado con este nombre), cuando este aquelarre liderado por una ambiciosa mujer, decide exterminar a todos los niños del mundo convirtiéndolos en ratas.

El libro

Publicado por primera vez en 1983, casi al final de una destacada y reconocida trayectoria del escritor inglés Roald Dahl (1916–1990), Las brujas hace foco en una malvada y bella mujer de apariencia impecable, que es líder de un aquelarre que se reúne anualmente en una Convención y –a través de un perverso plan- decide borrar de la tierra lo que más odian las brujas: a los niños.

Para eso inventará una poción mágica que convertirá a todos y cada uno de los chicos en ratones, para luego pasar a la segunda parte de su planificación que resultará mucho más sencilla, llamar al exterminador y hacerlos desaparecer.

Sin embargo, a las malvadas brujas las enfrentará un pequeño niño, al principio bastante temeroso y luego decididamente valiente, que intentará junto a su abuela desenmascarar lo que estas mujeres están pergeñando.

Fiel al estilo de su autor, con historias atravesadas por un delicado y fino humor, Las brujas es una novela corta que pone sobre la mesa la denuncia de un mundo que pocas veces mira a los niños con el respeto, el deber y el amor que se merecen. Y lo hace de la mano de personajes femeninos que están en las antípodas y que también cruzan –inteligentemente- los mandatos de la época.

Al igual que en Jimmy y el durazno gigante (1961), Charlie y la fábrica de chocolate (1964), Mi buen amigo gigante (1982) o Matilda (1988), en Las Brujas Roald Dahl nos invita a pensar a los adultos cuáles son en realidad el lugar que ocupa la infancia, sus derechos y necesidades, al tiempo que le propone a los niños descubrir uno de los géneros tradicionales de la literatura: el terror.

Tanto las brujas como los demás títulos de Rohal Dahl se consiguen a través del sello Santillana, y para los curiosos de este excelente autor inglés, les dejamos su página web para que investiguen. Allí encontrarán infinidad de actividades y lecturas para compartir con los niñxs. https://www.roalddahl.com/blog

Versión y (re)versión

La primera película que adaptó el clásico de Dahl se estrenó en 1990, contó con la dirección de Nicolás Roeg y en el papel principal con la actuación de Anjelica Huston. Fue una producción bastante bien recibida por la crítica aunque con poco rendimiento en la taquilla, y quienes la hayan visto es probable que no puedan olvidar la siniestra cara de la bruja protagonizada por Huston, sacándose su peinada peluca y reflejando el más temible de los rostros. Esa mujer de pelo cepillado y mirada penetrante se convertía poco a poco en una criatura con nariz desproporcionada y piel ulcerosa, irrumpiendo así y para siempre en las pesadillas de miles de pequeños cinéfilos.  

Entre esta primera película y el libro publicado con anterioridad hubo algunas diferencias, las cuales fueron bastante marcadas por el propio Roald Dahl (léase Dato curioso), y que parecen salvarse en esta nueva versión, dirigida por Robert Zemeckis (Volver al futuro / El expreso Polar) y producida nada más ni nada menos que por Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón.

En esta producción 2021 de “Las brujas”, quien se pone en los pies de la villana es la preciosa Anne Hathaway (Diario de una princesa / El diablo viste a la moda) teniendo –eso sí- la misma vil misión: exterminar a los niñxs de todo el mundo. La acompañan en el reparto Octavia Spencer (Historias cruzadas) personificando la abuela del héroe que intentará acabar con la maldad de las brujas y también Stanley Tucci haciendo de conserje del hotel donde se lleva a cabo la Convención.

Por último, es interesante señalar que esta (re)versión propone no solo un final mucho más ajustado al clásico del autor, sino que también ofrece interesados giros temáticos otorgando el vínculo central de la historia a un niño huérfano que será criado por su abuela, ambos de descendencia afro, quienes se saben humildes pero no menos poderosos que el resto en la sociedad. La sólida y siempre impecable actuación de Olivia Spencer acompaña el relato de principio a fin, consiguiendo incluso robarle un poco de protagonismo a la malvada bruja de Hathaway. 

Dato curioso

Dicen las crónicas de la época que el enojo del autor por la primera versión tuvo que ver con que no se respetó el final de la historia escrita por él, violando uno de los principios que sobrevuela sus relatos en las que rara vez hay finales felices. Dicen que fue tal su frustración que prohibió que sus libros fueran llevados al cine hasta su muerte, hecho que ocurrió tristemente meses después del debut de Las Brujas, en 1990.

¿Será esta versión considerada una reparación literaria a su clásico de terror?

“Las brujas” se puede ver por HBO en programación diaria y se puede alquilar en la misma plataforma

Babilonia Literaria

Read Previous

Novedades editoriales

Read Next

«El amor es el tema más difícil de escribir»