Hoy recomienda… Jorge Monteagudo

Actor, docente, dramaturgo y productor, quien está detrás de Alta Gracia Bar y Comedia en pleno Güemes, nos propone para el verano dos libros de relatos con historias que se leen rápido pero se decantan lentamente en nuestra memoria. Libros especiales para lectores «dispersos», como él mismo se define.

 

 

«Cuentos completos. Roald Dahl». (Anagrama Compendium)

 

«Mi actividad profesional habitualmente disminuye por estas fechas, para bien y para mal. Esos son los riesgos que asumimos los trabajadores independientes vinculados a actividades artísticas. Mis lecturas de verano son para distenderme e ingresar a terrenos de la ficción ya que mis libros de cabecera suelen ser de otra índole. Además conviene compensar con ficción la realidad que atravesamos.

En principio, me gustan mucho los cuentos. Soy un lector disperso y leo varias cosas a la vez así que por lo general me inclino por esos géneros que permiten una lectura interrumpida.

Siempre fui un fan a Roald Dahl, autor de relatos realmente extraordinarios y sorprendentes así que cuando me regalaron sus Cuentos completos me metí de cabeza en esas historias absurdas, disparatadas y retorcidas donde cada relato es una sorpresa en sí mismo.

 

 

«Un cementerio perfecto», de Federico Falco. (Eterna Cadencia Editora)

 

«Otro libro que me gusta mucho es “Un Cementerio Perfecto” de Federico Falco pero que es de un tono completamente diferente al anterior. Son cinco relatos suaves y ensoñados, paisajes delicados que huelen, tocan y saborean. Construidos mediante una poética sensible y particular, uno se siente espía de retazos de vidas de otras personas que de uno u otro modo se vinculan con la soledad, están solas o se sienten solas, como todos. Los relatos te atrapan y luego se disuelven, casi que te abandonan en un final velado dejándote una sensación de fragilidad».

 

 

 

 

 

 

 

Jorge Monteagudo es sinónimo de teatro en la ciudad, pero específicamente de la comedia y la improvisación. Uruguayo de nacimiento, pero cordobés por adopción, Monteagudo fue creador de grupos como Bacalao, Teatro Minúsculo y el De Parado Stand Up y desde hace décadas propone diferentes obras donde la risa es siempre el motor de búsqueda. Con una trayectoria que también lo ubica en la TV, el año pasado se lució como integrante del elenco de «La chica que limpia», serie cordobesa éxito en plataforma on line.

 

Babilonia Literaria

Read Previous

Hoy recomienda… Babilonia

Read Next

Hoy recomienda… Esteban Llamosas