Un retrato contenido y profundo sobre el drama de la esterilidad

Basado en un cuento de Von Peter Stamm desembarcó en Netflix la película austríaca “La vida que queríamos” del realizador Ulrike Kofler.

La historia ahonda sobre los problemas que debe enfrentar una pareja que no logra concebir hijos. Cabe destacar que el filme representará a ese país en la categoría mejor película internacional para los Oscar 2021.

Hace algunas semanas se estrenó en Netflix “La vida que queríamos” un drama austríaco dirigido por  Ulrike Kofler y basado en el cuento “Dear Lauf Der Dinge” (El curso de las cosas) del escritor Von Peter Stamm.

El filme es el candidato de ese país para el Oscar en la categoría mejor película internacional, y se trata de uno de los mejores títulos que ha sumado entre noviembre y diciembre la popular plataforma streamming.

Al estar inspirado en un cuento, el relato plantea un núcleo argumental sólido, complejo y profundo. 

La película comienza cuando la pareja de Lavinia y Elyas están frente a una médica que les informa que el embrión no tiene latidos. Además la doctora les recomienda que no vuelvan a intentar un tratamiento de fecundación (ya es el cuarto) y les propone que se tomen unas vacaciones.

De esta manera, ambos deciden viajar a Cerdeña a disfrutar de la playa y a reencontrarse como pareja. El problema es que el deseo de concebir un hijo–un deseo casi obsesivo por parte de Lavinia-  ha minando lentamente la relación, produciendo un desgaste que quedará al descubierto durante esos días de descanso. 

El director no busca estridencias ni golpes bajos. Elige diálogos certeros, planos y escenas cotidianas que ante los ojos del espectador cobran verdadera dimensión a partir del drama en el que están sumidos los personajes.

Las cosas se complican aún más cuando en el departamento contiguo al de Lavinia y Elýas, se instala un matrimonio que tiene dos hijos: un adolescente que está absolutamente desconectado de sus padres y del mundo; y una niña pequeña que termina generando un vínculo con Lavinia pese a la resistencia de esta. Son dos caras contrapuestas de la maternidad/paternidad: los primeros deseosos y casi desesperados por tener hijos; y los otros absolutamente cansados de cumplir ese rol.

La historia recorre magistralmente el drama de una pareja esteril: los altos costos de tratamientos que no siempre están cubiertos por las prepagas; las actitudes obsesivas; la necesidad de alejarse de quienes tienen hijos; la sexualidad dominada más por la necesidad de procrear que por el deseo y el erotismo; charlas reiterativas; culpas cruzadas… El director no deja ningún tema afuera, pero a todo lo expone con sutileza. En paralelo está la otra familia, padres abrumados por esos hijos que se le han vuelto una verdadera carga. Ese cruce marcará y pondrá en tensión algunos aspectos de esta búsqueda incansable.

“La vida que queríamos”, es un título que bien puede aplicarse a unos y a otros: los primeros quieren hijos, los segundos libertad.

Un gran filme que respeta la estructura de un buen cuento pero que se expande bajo el arte del director Ulrike Kofler.

Un título muy bueno que recomendamos hoy en nuestra sección de Libros que traspasan el papel.

Fernanda Pérez

Read Previous

Aquella infancia arrebatada por la guerra

Read Next

Libros para viajar en tiempos de pandemia