«Me encantaría que esta editorial propusiera otra forma de observar el mundo».

En diálogo con Babilonia, la creadora y editora del sello Fruto de Dragón nos cuenta cómo surgió este hermoso proyecto cordobés de libros ilustrados ("guías no-turísticas" para ser precisos), que articulan de manera sumamente original