“Persuasión”, ¿adaptación o versión libre de Jane Austen?

En nuestra sección Libros que traspasan el papel hacemos foco en el estreno de “Persuasión”, la nueva película disponible en Netflix e inspirada en este clásico de la escritora británica.

Hace unas pocas semanas debutó en Netflix la película “Persuasión”  que ofrece una mirada aggiornada de la obra original de Jane Austen. El debate se instaló en las redes: ¿es una adaptación o una versión libre de la novela? Como era de esperar los “puristas” de Austen pusieron el grito en el cielo y no tardaron en lanzar su arsenal de críticas, pero a decir verdad la película es entretenida y le imprime su propia impronta a la historia original.

Sobre la novela

Con respecto al clásico literario, vale aclarar que se trata de la última novela de Jane Austen (que además se publicó tras su muerte) y que sigue la línea de sus textos anteriores. De hecho es un libro muy emparentada a “La abadía de Northanger” ya que comparten un escenario común.

Una vez más el tema de las bodas, los mandatos sociales y los problemas económicos, tienen un lugar de peso en la trama.

La protagonista de la novela es Anne Elliot, hija de Sir Walter Elliot (un hombre que vive pendiente de las apariencias). Anne tiene dos hermanas también muy condicionadas por el qué dirán. Su familia junto a Lady Russell, han influido notablemente en su vida y en sus decisiones. De hecho fue a causa de ese entorno que rechazó la propuesta de matrimonio de Frederick Wentworth, quien en ese momento no tenía la posición económica adecuada para pretender su mano. Los años pasaron, Anne se ha consolidado como una mujer inteligente y de buen corazón, pero se perfila a ser la clásica solterona. Cuando Wentworth regresa a su vida todo parece tambalearse. Los reproches, el rencor, el amor tardío y la persuasión dan vida a una trama en la que obviamente el condimento romántico tiene un lugar privilegiado.

Sobre la película

El filme dirigido por Carrie Cracknell respeta de alguna manera la trama original pero se toma una cuantas licencias que la alejan de la “esencia Austen” y que a su vez le imprimen un aire más moderno y ágil al relato.

En primer lugar la protagonista rompe permanentemente la “cuarta pared”, una disrupción que por momentos nos saca de esa ambientación de época y nos pone en una sintonía con un clima más contemporánea (es como si nos dijera “la historia es del 1800, pero se las estoy contando hoy”). Es una apuesta riesgosa no  sencilla de digerir, en especial para quienes esperan encontrarse con un “auténtico Austen”.

Por otra parte, la protagonista se aleja un poco perfil original. En este caso es un personaje más picaresco y menos mortificado, una heroína que  se asemeja más la clásica chica del chick lit, muy al estilo Bridget Jones (le pasan algunas cosas desopilantes, bebe en la soledad de su cuarte, etc.). Esa sensación angustiante de Anne que tan presente está en la novela, aquí se diluye. Incluso hay momentos en los que el humor es más fuerte que el drama. 

También hay otras licencias que la alejan del contexto histórico original, una mirada interracial que hacen de esta versión de “Persuasión” algo más cercano a la serie “Bridgerton” (también disponible en Netflix).

Al elenco también le falta carisma, en especial a los personajes protagónicos que encarnan Dakota Johnson y Cosmo Harvis.

Se podría decir que la trama y la estética es más bien una versión libre que una adaptación fiel al clásico de Jane Austen, pero quienes decidan ver la película sin comparar cada uno de los detalles seguramente pasarán un buen momento.

Compartimos el tráiler de “Persuasión”.

Fernanda Pérez

Read Previous

Novedades editoriales (novelas)

Read Next

Propuestas teatrales para disfrutar en la ciudad