De Boccaccio a una comedia menor que pretende ser provocadora

En nuestra sección Libros que traspasan el papel, hacemos un recorrido por la película “The little hours” inspirada en algunos relatos del Decamerón. El filme ya está disponible en Netflix.

Seguramente no todos hayan leído el Decameron de Boccaccio, aunque es probable que muchos recuerden la gran película que hizo Pier Paolo Pasolini sobre esta obra literaria. Vale decir que en “The Little Hours” no encontrarán ni lo uno, ni lo otro. Ese espíritu burlesco, sensual y provocador de la creación original no terminan de reflejarse en este filme que es más bien una sucesión de gags -en algunos casos poco ingeniosos- sobre la castidad, el deseo, las estrictas normas religiosas y la lujuria. Es decir: sería algo así como una selección de algunos de los tantos chistes sobre monjas que, usando el nombre de Boccaccio como fuente de inspiración, el realizador Jeff Baena lo lleva al formato película.

Echa esta aclaración, y para evitar que quienes se enfrenten a “The little hours” no tengan la pretensión se encontrar a Boccaccio en el filme, vale decir que como comedia pasatista puede funcionar. Tiene algo de irreverente, una cuota moderada de erotismo -vende mucho más de lo que es- y algunas escenas que entretienen y hace esbozar una leve sonrisa.

La historia transcurre en la época medieval, aunque el director decidió darle un tinte anacrónico con el uso de un lenguaje actual. Desde ese lugar, juega con cierta ruptura que a veces funciona y en muchas otras no.

En ese contexto, un joven se ve obligado a huir de la ciudad, ya que ha sido descubierto en una relación clandestina con la esposa de un hombre poderoso.

Para preservar su vida, se esconde en un convento donde se hace pasar por un jardinero sordomudo. Como es de esperar, la presencia del muchacho despierta toda clase de fantasías y pasiones en estas religiosas que se debaten entre la represión, la exploración sexual y la lujuria.  

Con un elenco encabezado por Dave Franco, John C. Reilly, Allison Brie y Aubrey Plaza, esta es una comedia que puede funcionar para un público que no espera demasiado.

Cabe destacar que “The little hours” es una de las novedades que sumó Netflix durante el mes de junio.

Fernanda Pérez

Read Previous

“Con la espada de mi boca” indaga sobre la intimidad desde una narrativa potente y reflexiva

Read Next

Se viene la versión on line de #ZonaDeEntrevista