Comentario: #UnaLucrecia, más allá de la ficción

La escritora Mariela Giménez lanzó durante este verano un interesante proyecto literario. Bajo el título de #UnaLucrecia, puso en marcha un blog en el que diariamente comparte uno o dos capítulos de esta ficción que ahonda en el tema de la violencia de género.

 

 

 

 

Así como en aquellos tiempos en el que las mujeres esperaban con ansias la llegada de algún nuevo capítulo del folleto-novela de moda, en las redes la escritora santefecina Mariela Giménez genera un efecto similar con #UnaLucrecia. 

 

Conocida por su pluma ágil, realista, actual y romántica, Giménez se aleja del circuito tradicional del mercado literario, para lanzar un blog en el que el público lector puede acceder diariamente -y de manera gratuita- a uno o dos capítulos de #UnaLucrecia.

 

Según lo manifestó la autora, es la manera que encontró para instalar la reflexión sobre una problemática compleja y dolorosa que golpea diariamente a nuestra sociedad y que en los últimos años cobró visibilidad bajo la consigna Ni una menos.

 

A través de la historia de la protagonista – Lucrecia- el lector va entrando en el laberinto de la violencia en todas sus formas. La violencia del abandono y el desafecto; la violencia que manipula a través de la culpa y el silencio; la violencia escondida detrás de un supuesto amor protector e incondicional; la violencia obsesiva, enfermiza y letal; la violencia institucional…

 

Así, entre capítulo y capítulo aparecen sutilmente detalles que van cercando a la protagonista hasta dejarla sola, muda, vulnerada, temerosa, lastimada…. En definitiva un espiral similar a muchos otros que acaba en el golpe físico, en la destrucción de la voluntad y en la muerte.

 

Ese relato se ve atravesado a su vez por el “buen amor” -ese que llega en el momento justo para salvarnos del infierno- y un entramado con tintes policiales y jurídicos muy bien resueltos. 

 

El efecto de esta historia es increíble. Más allá de la ansiedad que genera la espera de cada capítulo, las lectoras (porque la gran mayoría son mujeres), opinan y comparten sus apreciaciones sobre el tema a través de  las redes.

 

De esta manera, #UnaLucrecia no es una novela más, es una ficción que abre el debate sobre la violencia de género.

 

Como valor agregado, cada capítulo cierra con el clip de algún tema musical que sirve para ambientar ese retazo de la historia. Además está acompañado con información para quienes se ven atravesadas por estas complejas y duras situaciones.  

 

 

Gran iniciativa de Giménez quien prioriza sus intereses literarios y sociales, por encima del mercado. Una escritora que se atreve, se juega y usa el don de la palabra para algo más que el entretenimiento.  

 

Quienes aún no descubrieron #UnaLucrecia, pueden leer los capítulos ya publicados en el siguiente blog: 

 

http://unalucrecia.blogspot.com.ar/2017/02/unalucrecia-capitulo-48.html

 

Babilonia Literaria

Read Previous

Nuestros lectores recomiendan…

Read Next

Erika Halvorsen, una autora versátil